Inicia administración municipal 2018-2021

Martes, 16 Octubre 2018 11:23
  • Ofrece un gobierno incluyente y de austeridad republicana, la presidenta de la ciudad de Puebla, Claudia Rivera Vivanco.
  • Después de una transición muy breve que no resultó onerosa al erario, la alcaldesa se comprometió a construir una cultura de paz: “Sin conciliación no puede haber transformación”.

Claudia Rivera Vivanco se comprometió a realizar la “cirugía mayor” que se requiere para reintegrar el tejido vital de la ciudad de Puebla.

La presidenta municipal celebró el ánimo y ambiente festivo que desbordó a los poblanos el pasado julio: “Somos millones de poblanos que exigimos democratizar las instituciones. Somos millones que queremos trabajar y vivir en paz. Somos millones que queremos oportunidades justas”.

Las actividades del nuevo gobierno iniciaron a las 9 de la mañana con una sesión extraordinaria de Cabildo. Posteriormente la presidenta inauguró la exposición “Un Pueblo en Campaña” del fotoperiodista Germán Canseco en la Galería de Arte del Palacio Municipal.

Al mediodía, Claudia Rivera Vivanco dirigió a los poblanos un mensaje en el patio del Palacio Municipal.  Rivera Vivanco subrayó que su gobierno será austero: “no habrá gastos innecesarios, en eso consiste la austeridad republicana, en cuidar el dinero de la gente, que los recursos que se gasten sean sólo en beneficio de la sociedad. En la administración municipal que hoy inicia no se gastará en lujos, no habrá un gobierno ostentoso frente a un pueblo lastimado”.

Remembrando a los héroes de Puebla, desde los independentistas hasta los movimientos de la década de los sesenta, enfatizando la heroica defensa de nuestra soberanía por Ignacio Zaragoza y Jesús González Ortega, Rivera Vivanco enfatizó la urgencia de construir una ciudad incluyente, ajena a la sectarización y cercana a la gente.

Con la fuerza que reviste la convicción y saberse herederos de una tradición crítica y de movilización social, la presidenta de la ciudad rindió homenaje a las luchas de los hermanos Serdán y Flores Magón, recordando el poderoso discurso de Madero en la Plaza de la Constitución contra el anquilosado porfirismo; a Luis Cabrera, notable constituyente; a Gilberto Bosques, parangón de la cooperación internacional necesario para una ciudad que se proyecta al mundo como Puebla; a Ramón Treviño, líder ferrocarrilero que hizo suyo el pensamiento de Valentín Campa y Demetrio Vallejo. Evocó a protagonistas del mundo estudiantil poblano como los rectores Sergio Flores Suárez, Luis Rivera Terrazas y Alfonso Vélez Pliego, y a los universitarios Joel Arriaga, Enrique Cabrera y Alfonso Calderón Moreno.

Por ello, con un profundo amor a la ciudad y la convicción de servir a la sociedad, la alcaldesa se dijo decidida a enfrentar a “cualquier persona o grupo que quiera desestabilizar este gobierno, desestabilizar Puebla. Voy a denunciarlo y voy a combatirlo. No me temblarán las manos. Estoy decidida a ser la mejor presidente municipal de Puebla”.

Enlistó los inmensos desafíos que se tienen enfrente: “en materia de inseguridad, el robo a transeúntes, de autopartes, en el transporte público, a casa habitación; sin dejar de lado los delitos de alto impacto que exigen colaboración entre los diferentes niveles de gobierno, como el robo de hidrocarburos, el narcotráfico, la trata de personas, los feminicidios. No escatimaré esfuerzos para garantiza la seguridad de nuestras familias. Esta es nuestra ciudad y empezaremos por recuperar los espacios públicos y empezaremos por recuperar el derecho humano al agua con la municipalización del Sistema Operador del Agua, para ello necesitamos unidad como sociedad, y les pido que no me dejen sola.”

Claudia Rivera estableció que la inclusión será un valor de su gobierno: “Incluir no es solo tolerar, es aprender a convivir con la diferencia y ayudar activamente a las personas en situación de discapacidad para que tengan acceso a las mismas condiciones que cualquier ciudadano”. “También incluiremos en todos los niveles de la sociedad los derechos de la comunidad LGBTTTIQ. Es tiempo de romper paradigmas”.

Rivera Vivanco terminó su discurso invitando a trabajadores, empresarios, gobierno y sociedad a firmar un pacto para restablecer la paz y regresar a los poblanos espacios de alegría y convivencia: “la gobernanza es un imperativo donde se dan resultados y éstos son evaluados por la sociedad, donde se cogobierno con los ciudadanos. Vamos a ir colonia por colonia, calle por calle, casa por casa para revitalizar socialmente los quehaceres colectivos”.

Claudia Rivera le tomó protesta a los integrantes del gabinete. Además, los integrantes del voluntariado del DIF municipal rindieron protesta en el zócalo de la ciudad de Puebla ante cientos de ciudadanos.

Se comprometió a informar, al final de los primeros cien días de gobierno, cómo encuentra la ciudad, el estado que guardan las finanzas públicas, la gobernabilidad externa y el funcionamiento de los servicios públicos. Reconocerá lo que se hizo correctamente, denunciará lo que no funcionó y exigirá un proceso de rendición de cuentas claras. Posteriormente, integrará un Plan Municipal de Desarrollo que detone el bienestar y la circulación de capitales, democratice las políticas públicas y asegure el estado de Derecho. Agradeció a su familia por enseñarle a valorar la libertad y ser útil a su sociedad, en especial a su madre, Eloísa Vivanco y a sus hermanos. A Pita, a sus maestros y amigos: “a ellos les digo, no les voy a fallar”.

Visto 1502 veces